¿Quieres saber si eres una bruja ? Y Que tiene que tiene que ver con tu sexualidad?

Las Brujas modernas

Las brujas siempre han sido mujeres que se han atrevido a ser geniales, que son valientes, son muy inteligentes, inconformistas, siempre exploradoras, y muy curiosas, son mujeres independientes, con respecto a su sexualidad son mujeres liberadas, revolucionarias y dispuestas a experimentar, dispuestas también a vivir su placer y erotismo.

Quizá esto comience a explicar el porqué entre 60,000 a 2500 millones de ellas fueron quemadas, estos primeros grupos de mujeres en sociedades matriarcales, que además podían decidir sobre el control de su natalidad, que incluso sabían practicar abortos, las primeras alquimistas, y recordemos que el verdadero poder de la alquimia es el poder convertir todo en oro, sin tener que ver con el dinero, sino en lo que realmente vale, ellas eran las sanadoras mediante hierbas y otros brebajes, conocían sus cuerpos y su sexualidad mejor que nadie, y vivían ayudando a los demás empleando sus conocimientos para el bien común.

En el tiempo anterior de la cacería de brujas no existía el patriarcado, hombres y mujeres vivían en igualdad de derechos y de valores, existía una sociedad diferente, en la que no existía una represión de la sexualidad, mujeres sensuales que conocían sus cuerpos, por otro lado tampoco existía ningún sesgo económico hacia la mujer y podía tener un gran desarrollo espiritual.

Por lo tanto entendemos que la purga contra la brujería fue esa supresión de una cultura alternativa y de una estructura social y económica distinta que no convenía a la religión en esos momentos y a la política, antes de la edad media como hemos mencionado estas sociedades al ser matriarcales no tenían una propiedad privada ni ninguna institución del matrimonio, veneraban a otros dioses, catagogados como dioses paganos, sus rituales tenían que ver con el cielo, la luna, el sol, las cosechas, aquellas danzas circulares nocturnas eran para venerar a la luna y diosa de la fertilidad, la lluvia, y la magia, aunque básicamente estas danzas se llevaban a cabo durante los cambios de estaciones, también para agradecer lo que se ha recibido y para celebrar a manera de ritual reafirmando esos lazos y esa unión entre mujeres, llena de risas, confidencias, sororidad y co tacto con los elementos de la naturaleza.

Sin embargo en la historia de occidente las estrategias sociales, económicas, políticas, culturales que deslegitimizan la participación de las mujeres se han encargado de su representación como personas imperfectas, pecaminosas, incompletas y la visión de las brujas a nivel monstruoso. Todo esto ha tenido el fin de reducirlas al ámbito doméstico, a ser sujetos de segundo orden, por lo que históricamente el patriarcado define la feminidad en dos elementos: la maternidad y la sumisión marital.

Comienza la era de la conversión forzada del cristianismo, las mujeres luchan por mantener sus derechos y porque además la religión la reconociera como una parte importante de la sociedad, sin embargo resultaba muy complicado, el cristianismo imponía la imagen de la virgen María enfatizando en la reivindicación y las nuevas costumbres de las mujeres para llegar a la divinidad suprema, un suceso tajante fue la peste negra, que los cristianos lo consideraron como un castigo por permitir la herejía, por supuesto las brujas culpaban de la peste a los cristianos. Finalmente prevalecen estos últimos puesto que están muy bien organizados jerárquicamente controlando las clases altas y finalmente las brujas eran campesinas.

El principal documento usado para la cacería de brujas es el “ Malleus Maleficarum”, de Kramer y Sprenger. También conocida como “ El Martillo de Brujas” . Se asociaba a la mujer como ser más carnal que el hombre, se dice que la brujería proviene del deseo carnal, el cual hace insaciable a las mujeres, por consiguiente la religión de las brujas bien conocida por sus ritos de fertilidad y de liberación de la mujer no podía ser tolerada en una sociedad que sí que tenía castas serviles en relación al hombre y en tanto a la religión dejando la mujer era relegada al hogar.

Martillo de Brujas

Estas mujeres lucharon continuamente por retener su libertad, por lo que la purga fue de gran alcance y brutalidad, calculando que entre los siglos XV y XVIII se desarrollará esa persecución brutal, en la cual fueron torturadas y quemadas millones de ellas, al grado de que el Toulouse en un solo día mataron a 400 brujas, todo esto por sus conocimientos mágicos, se les acusaba del culto al diablo, de una sexualidad excesiva y castradora, de tener una ausencia de instinto maternal, de su nocturnidad, y de la creación de círculos de mujeres de sonoridad femenina, los famosos aquelarres, Etiquetándolas como el icono transgresor del patriarcado.

Hacia el año de 1968 comienza a ver una división social importante en el cual emergen grupos de mujeres que se diferencian de las antes mencionadas, entre esas mujeres hay un despertar de la conciencia y una conexión con las mujeres brujas de la antigüedad, esas mujeres wiccanas que tiempo atrás por conectar con su feminidad fueron perseguidas y quemadas casi hasta su extinción. Sin embargo esto nunca llegaría a su fin puesto que siguen y seguiremos existiendo.

Por lo que en los años 60 estas mujeres comienzan a reunirse de manera autónoma, y el primer paso es realizar grupos de autoconocimiento y autoconciencia, dichos grupos tenían como objetivo conocerse intercambiando sus distintas visiones, sus propias experiencias, lo cual surgía del autoanálisis, y también de la observación de todo lo que le rodeaba, de la forma que incluía el ambiente en el que habían nacido, cómo influye la política y otros factores en la opresión y en los aspectos negativos que no les permitían ser ellas mismas. Asi es como deciden trabajar haciendo una revolución que comienza antes que nada por sus propias vidas.

Esto es otra parte que caracteriza de una forma importante a las mujeres que pueden ser consideradas brujas, el cambio empezará siempre por sí mismas y por su entorno, cuando una mujer comienza su proceso de autoconocimiento, de auto escucha para trabajar en sí misma y posteriormente trabajar en los cambios a nivel social. Solo así podrá llegar a ese cambio tan importante desde lo personal a lo social que dió pie en ese entonces a esa revolución feminista, que es la revolución “ desde dentro” , una revolución interior.

W.I.T.C.H.

Así es como surge el colectivo W.I.T.C.H., nace una noche de Halloween en 1968, con esa idea seductora de que cualquier mujer puede ser bruja, este grupo desafía los órdenes establecidos con conjuros y hechizos, deseando desgracias personales para sus opresores y sobre todo formas de protesta muy originales, como por ejemplo la imagen de varias mujeres reunidas conspirando vestidas como las brujas de antaño lo cual era una idea bastante seductora, también surgen las brillantes ideas de aparecer desnudas, por supuesto para llamarla atención pero bajo su propia iniciativa, no para vender sus cuerpos, así se mostró en una de sus luchas contra Playboy, la militante que aparece su aparición en una convención del partido demócrata en Chicago paseando desnuda con una cabeza de cerdo sobre una bandeja, también boicoteando un certamen de Miss universo.

Ellas cuentan con una irresistible seducción además de una brillantez literaria, es una forma explosiva y llamativa de hacer política, de hacer feminismo, esas mujeres que están en contra de la cosificación de la mujer, la negociación a través de su imagen, que se negaban a posar como un adorno al lado de figuras políticas, que estaban en contra de el certamen de belleza que seguía haciendo ver a la mujer como un objeto, como un negocio, al igual que las revistas como Playboy, hacían un importante llamado a la sociedad, en el que las mujeres podemos hacer el uso de nuestros cuerpos, desnudos, o vestidos de la forma que queramos, sin que sea un objeto de negociación o de cosificación, eso es lo que verdaderamente nos oculta la historia de la liberación de las mujeres.

Sharon Kreisler, militante de W.I.T.C.H. haciendo su aparición en 1968 en Chicago

Las brujas buscan romper el concepto de la mujer como una criatura biológica y sexualmente definida, que además se le cataloga como un ser pasivo, al que se le puede consumir como si fuese una mercancía.

Día a día estos movimientos continúan, se ha logrado mucho, pero aún falta más por lograr, equilibrar esa balanza y volver a una sociedad de igualdad de derechos, pero también hoy en día hace falta rescatar más brujas, no permitir que se les pisotee, y no precisamente por los hombres, actualmente muchas mujeres anulan a más mujeres por envidia, por no soportar su brillo, por no soportar el ver en esas brujas todo lo que ellas no se atreven a ser y hacer.

Así que si eres mujer y te atreves a mirar dentro de ti : ¡Eres una bruja! , si eres una mujer que crea sus propias normas y te sientes libre sin pisotear a las demás: ¡Eres una bruja ! , si te sientes hermosa tal y como eres sin buscar agradar a los demás: ¡Eres una bruja!.

Puedes decidir ser visible o invisible, acerca de la cara que quieras dar a la sociedad, pero siempre tendrás un objetivo para luchar por el bien común y sin juicios de valor, solo con el fin, el de ayudar a otras mujeres, y si eres de las que puedes crear tu propio grupo de hermanas brujas para hacer buenas acciones eres una de nosotras, llevando el compromiso de liberar a otras hermanas de la opresión, a reencontrarse consigo mismas, a recuperar su sexualidad, su sensualidad, abandonar sus roles sexuales estereotipados.

Finalmente las brujas hoy en día están acusadas de disfrutar de su sensualidad, de la sexualidad y de la exploración, de manifestarse hermosas y eróticas, pero os habéis preguntado ¿qué es lo que molesta realmente a la sociedad? Os invito a dejar sus comentarios sobre éste artículo Y por supuesto invitar a todas las brujas a formar parte de esta nueva generación de Witches 🖤

Hasta la próxima

Gret de Lou

By Gret de Lou

Bibliografía :

W.I.T.C.H Comunicados y hechizos

Artículo: la sexualidad de las brujas. La desconstrucción y subversión de las representaciones artísticas de la brujería, la perversidad y la castración femenina en el arte feminista del siglo XX. Yolanda Beteta Martín.

2 views0 comments